PSICOLOGÍA

Home | Psicología

Psicología

 

  • Evaluación Neurocognitiva: Coeficiente Intelectual, Capacidad Adaptativa, Memoria, Atención, Funciones Ejecutivas, Visopercepción, etc.
  • Evaluación Neuroconductual: ADOS, ADI-R, Conducta, etc.
  • Orientación a padres
  • Tratamiento basado en el Modelo DIR Floortime / Sonrise
  • Estimulación y rehabilitación cognitiva
  • Tratamiento de Habilidades Sociales en modalidad individual o talleres grupales
  • Tratamiento Cognitivo Conductual (TCC)
EDIT11_2

TCC – Terapia cognitivo conductual

 

Es un abordaje psicoeducativo que utiliza herramientas con validación científica, de alto grado de afectividad en niños y adolescentes con afectación en el desarrollo neurocognitivo (comunicación, socialización, atención, memoria, lenguaje, conducta, juego).

En el campo del espectro autista, generalmente la TCC hace referencia a abordajes como el análisis conductual aplicado, el ensayo discreto, la conducta verbal, el modelo Lovaas, el modelo TEACCH, historias sociales, modelado y moldeado, extinción, apoyo conductual positivo, etc.

El abordaje cognitivo conductual se brinda según la necesidad del niño y su familia, con el objetivo de crear nuevos recursos e incorporar conductas socialmente adecuadas para el desarrollo biopsicosocial.

Talleres de habilidades sociales

 

Las habilidades sociales son capacidades específicas que se  requieren para ejecutar en forma competente una tarea interpersonal. Tiene que ver con la capacidad de expresar sentimientos, deseos, pensamientos, de acuerdo al contexto, logrando lo que uno quiere sin dañar al otro. Las habilidades sociales incluyen habilidades de comunicación y lenguaje, habilidades de juego, habilidades de reconocimiento de emociones propias y de los demás, habilidades de autorregulación, habilidades de negociación y resolución de conflictos, hacer y mantener amigos, comprender códigos y reglas sociales y habilidades de teoría de la mente.

El entrenamiento en habilidades sociales facilita y fomenta la participación de las personas en la vida social, promueve comportamientos sociales adaptativos, aumenta la conciencia social y brinda estrategias de solución de conflictos sociales.

Estos talleres permiten formar grupos reducidos para trabajar las relaciones interpersonales, y se ofrecen estrategias de afrontamiento para las distintas situaciones sociales que se presentan día a día.

DIR/FLOORTIME y SON-RISE

 

 El DIR/Floortime es un modelo de trabajo terapéutico que busca mejorar la comunicación en los niños que tienen dificultades para expresarse y lo hace considerando su nivel de desarrollo, sus diferencias individuales y las relaciones con su entorno primario. Esta terapia es incorporada a través de juegos que pretenden lograr la continua interacción no estructurada dirigida por el niño que muestra sus propios intereses.En el modelo DIR se respeta la D de desarrollo, la I de individualidad y la R de las relaciones e implica un abordaje educativo terapéutico para personas con desafíos en su desarrollo donde Floortime es un componente importante, sugerido para personas dentro del espectro autista (TEA). La terapia apunta a que el adulto ayude al niño a ampliar sus círculos de comunicación al ponerse a su nivel de desarrollo y a partir de ahí fortalecer sus habilidades. Durante ese “juego” se movilizan las capacidades interactivas del niño, como la percepción, el lenguaje, la exploración motora y el proceso sensorial.

El Programa Son-Rise fue creado por una pareja de padres en los años 70, luego de que su hijo fuera diagnosticado con autismo severo. Diseñaron un programa basado en la casa y centrado en el niño, que dio lugar a mejorías significativas en su hijo. En los últimos 30 años se han capacitado más de 25000 padres y profesionales de más de 85 países. Los temas que incluye el programa son: ayudar al niño a relacionarse con otros, motivar y enseñar al niño, desarrollar su lenguaje, liderar el programa de tratamiento, crear un ambiente óptimo de aprendizaje, manejar las conductas desafiantes, capitalizar las oportunidades diarias de aprendizaje, empoderar a los padres y entrenarlos en autocuidado y manejo del estrés, y en actitudes de no juicio, optimismo, disfrute y esperanza.

Neuropsicología infantil

 

 La neuropsicología infantil, o también llamada neuropsicología del desarrollo, se encarga de estudiar la relación existente entre la conducta y el cerebro en maduración. Se enfoca en los cambios que se producen en la actividad mental según la edad del niño. Uno de los objetivos de la neuropsicología infantil es la evaluación neuropsicológica, la cual, a través de diversas técnicas tanto clínicas, como psicométricas  y neurológicas intenta conocer el procesamiento mental en niños con adecuado desarrollo y en aquellos que tienen alguna disfunción o que han sufrido alguna lesión en su sistema nervioso.

En otras palabras, se busca conocer el perfil cognitivo general del niño de manera de si bien se conocen aquellas áreas que se encuentran por debajo a lo esperado, también se descubrirán las potencialidades del mismo, las cuales serán claves en su tratamiento.

El objetivo central de la evaluación es comprender de qué manera las funciones neurocognitivas están afectadas por patologías neurológicas en un cerebro que se encuentra en desarrollo, además de la identificación del nivel y la calidad de las funciones que se encuentran conservadas.

ADOS y ADI-R

 

 La Escala de Observación para el Diagnóstico del Autismo – 2 (ADOS-2) es una evaluación estandarizada y semiestructurada de la comunicación, la interacción social y el juego o el uso imaginativo de materiales para personas con sospecha de tener un trastorno del espectro autista.

La escala está estructurada en cinco módulos (T, 1, 2, 3 y 4), cada uno destinado a personas con una edad cronológica y un nivel de lenguaje determinado. El ADOS-2 se puede aplicar a personas de edades, niveles de desarrollo y comunicación verbal muy diferentes (desde niños a partir de los 12 meses a adultos, desde aquellos sin habla a aquellos con un habla fluida).

Cada uno de los módulos está compuesto por un conjunto de actividades que proporcionan contextos estandarizados donde el evaluador puede observar o no la presencia de ciertos comportamientos sociales y comunicativos relevantes para el diagnóstico del TEA. Tras corregir el protocolo y obtener las puntuaciones del algortimo, se podrá realizar el diagnóstico a partir de los puntos de corte establecidos.

El ADI-R es una entrevista clínica que permite una evaluación profunda de sujetos con sospechas de autismo o algún Trastorno del Espectro Autista (TEA).

El entrevistador explora tres grandes áreas (lenguaje/comunicación, interacciones sociales recíprocas yconductas e intereses restringidos, repetitivos y estereotipados) a través de preguntas que se le hacen al progenitor o cuidador. La información recogida se codifica y se traslada a unos sencillos y útiles algoritmos que orientan el diagnóstico y la evaluación de la situación actual.